lunes, 17 de agosto de 2009



“LA UNIÓN HACE LA FUERZA.”

1-     Introducción:

  • Leer Eclesiastés 4: 7- 12.
  • En esta reflexión del predicador tenemos expresada una verdad que todos conocemos, más pueden dos que uno. Si alguien emprende un trabajo sólo y le pasa algo todo se pierde. Todos necesitamos alguien a nuestro lado para que cuando nos faltan las fuerzas él continúe.
  • Un ejemplo claro del título: “la unión hace la fuerza” es la lucha sindical. Algo como lo que estamos disfrutando ahora, un mes de vacaciones pagadas, se consiguió hacia mediados del siglo pasado después de muchas huelgas y enfrentamientos. El paquete de reivindicaciones eran cosas como: jubilación a partir de los 70, vacaciones retribuidas y cobrar cuando se está enfermo o por accidente. En la mayoría de los países europeos esto se consiguió en la década de los 40 del siglo pasado y en España algo después. Cuando los trabajadores se unieron para reivindicar estos derechos fue cuando los consiguieron.
  • Otro ejemplo de este aspecto lo tenemos estos días con el caso del montañero español en Pakistán. Iban dos, uno se hirió una  pierna y un brazo y el otro pudo descender para pedir ayuda.
  • Hoy en día todos admitimos que para conseguir metas tanto laborales como deportivas y mucho más en la Iglesia es necesario el trabajo en equipo. Es así como tenemos que enfocar nuestra vida cristiana, a menudo lo hacemos de forma muy individualista, pensando solo en mí y en mi circunstancia y no en que estamos llamados a algo en conjunto y ese conjunto es ESTA IGLESIA.
  • Lucas 9: 1- 6. En este texto vemos como Jesús envía a sus discípulos, les da unas instrucciones que veremos en detalle pero les envía en conjunto, a menudo obviamos este aspecto.
  • Similar a lo que hemos leído esta el pasaje del envío de los 70 en Lucas 10: 1- 24. Se repiten muchos aspectos pero esta vez se envía a un grupo mayor de personas.
  • En el libro de Hechos y en el relato de los viajes misioneros tenemos a equipos de personas trabajando juntos: Pedro- Juan, Pablo- Bernabé, Bernabé- Marcos, Pablo- Lucas, Pablo- Silas.
  • ¿Cuándo te miras te ves en el conjunto que es la Iglesia y ves a tu hermano como una ayuda necesaria?.
  • Vamos a ver a qué nos tenemos que dedicar como equipo. Cuál es nuestro objetivo.

2-     Desarrollo:

a)     Un líder:

  • Vs. 1: Después de haber pasado tiempo con los discípulos  y explicado muchas cosas llega el momento de ponerlo en práctica.
  • Vs. 1: Jesús les da poder, volveremos a este aspecto más tarde.
  • Vs. 2: Jesús les envía. La iniciativa no es de los discípulos ni tampoco es nuestra. Tenemos un líder para este equipo, que nos ha llamado como hizo a los discípulos y nos ha enviado a que hagamos algo y a que lo hagamos juntos.
  • Mateo 28: 20. Él va a estar siempre con nosotros mientras nos empeñemos en hacer esta labor.
  • Mírate en esta mañana y mira al hermano que tienes al lado, enfrente y detrás e imagina que estas en la misma situación que Jesús con sus discípulos. Nos ha reunido de diferentes lugares, como a los discípulos, probablemente no estaba en nuestros planes estar aquí pero el Señor quiere contar contigo para esta obra. ¿Estás dispuesto?

  b) Misión:

  • Vs. 2: La misión que Jesús encomendó a sus discípulos fue doble predicar el evangelio y sanar a los enfermos.
  • Nosotros somos herederos de esa misma misión. Muchas cosas han cambiado con el paso del tiempo, la forma de transmitir el evangelio, la forma de viajar pero el fondo es exactamente el mismo.
  • ¿Necesita la gente de hoy en día el evangelio? ¿Necesita la gente de hoy en día sanidad? ¿Necesita la gente liberación?
  • La respuesta es sí y nosotros somos parte de esa respuesta.
  • Tenemos que transmitir sin cesar las buenas noticias de Dios a los que nos rodean y también orar por aquellos que padecen enfermedades.

c) Recursos:

  • Antes de emprender cualquier tarea tenemos que ver si tenemos los medios para conseguirlo. Si queremos hacer un viaje necesitamos un medio de transporte y para trabajar necesitamos herramientas.
  • En esta misión que tenemos encomendada nuestro líder nos ha provisto de los recursos que necesitamos.
  • Vs. 1: Les dio poder y autoridad. Los evangelios son una muestra incesante del poder de Dios expresado en Cristo: calmar tempestades, sanar enfermos, expulsar demonios, multiplicar alimentos, etc. Ese mismo Poder fue el que transmitió a sus discípulos y el que nos ha transmitido también a nosotros. DUNAMIS: Poder y fuerza capaz de obrar milagros.
  • Para hacer la obra divina necesitamos recursos divinos. Es necesario sentarnos planificar, elaborar estrategias, pero nuestra predicación tiene que ir acompañada indefectiblemente de la muestra del poder de Dios.
  • 1ª Corintios 2: 4- 5.
  • ¿Queremos ese poder? Pidámoselo a Dios para poder hacer su obra con sus recursos.

d) Forma de vivir:

  • vs. 3: La instrucción era ir ligeros de equipaje para que pudieran comprender la provisión de Dios.
  • A nosotros nos gusta tener nuestra vida atada y bien atada con todos los riesgos cubiertos por partida doble si es posible. Pero el Reino de Dios necesita como ingrediente fundamental la puesta en práctica de la fe. Dios nos ha enviado y Él va a suplir lo que sea necesario.
  • En esta misión tenemos que practicar la dependencia de Dios.
  • No podemos pensar que vamos a conseguir cumplir el cometido que el Señor nos ha dado con nuestros medios. Ejemplo del equipo en India.

e) Compañeros de viaje:

  • En este texto son los 12, más adelante vemos a los 70 y hoy en día Dios nos repite la misma instrucción a nosotros.
  • Tenemos que comprender la importancia de todos y cada uno de nosotros y que este viaje lo tenemos que hacer juntos.

3-     Conclusión:

  • Lucas 9: 6. Los 12 fueron obedientes y se pusieron en marcha conforme a las instrucciones de Jesús. ¿Vamos a ser obedientes?
  • Lucas 10: 17- 18. Cuando los 70 regresaron el informe fue increíble y estaban asombrados de ello. ¿Queremos nosotros presentar un informe similar?
  • Recordemos:

a)      El Señor es nuestro líder.

b)     Tenemos una misión: predicar y sanar.

c)      Tenemos recursos: El Poder de Dios.

d)     Tenemos que practicar la fe y vivir dependiendo de Dios.

e)      Es un trabajo que tenemos que realizar en equipo.

  • No estamos llamados a trabajar solos ni  a resistir solos.
  • Pide ayuda y presta ayuda.
  • JUNTOS PODEMOS REALIZAR ESTA MISIÓN CON ÉXITO.

 


Tags: union, juntos, equipo, iglesia

Publicado por manuelsanchez @ 22:13  | Predicaciones
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Muchas gracias, por tan importante información sobre cómo trabajar en equipo.
Soy miembro de Centro de Restauración Sarón en guatemala, y estamos estudiando cómo trabajar en equipo.
Dios los bendiga !!!!!!SonrisaSonrisaSonrisa
Publicado por Invitado
martes, 13 de abril de 2010 | 20:06